Tras protestas, Guardia Nacional vigila Chichén Itzá

0
8

Tras las protestas de ejidatarios, artesanos, comerciantes, trabajadores independientes y guías de turistas en las principales vías de acceso a la zona arqueológica de Chichén Itzá para evitar que los turistas lleguen a visitarla, el INAH informó que se seguirá brindando el servicio a los turistas.

Como informó el Diario, el día de ayer lunes 2 de enero los manifestantes bloquearon la carretera federal libre Mérida-Cancún desde las 8 de la mañana con dos retenes: uno en Xcalacop y otro en Pisté, a las puertas del Colegio de Bachilleres para impedir que los autobuses de turistas y visitantes lleguen a la zona arqueológica, esto en protesta de demandas no resueltas y presuntos malos tratos.

Un contingente de 50 militares de la Guardia Nacional realiza desde hoy una vigilancia y resguardo de la zona arqueológica de Chichén Itzá como medida de seguridad para los turistas y prestadores de servicios de este importante destino turístico de Yucatán.

El director del Centro INAH Yucatán, José Arturo Chab Cárdenas, viajó a esta zona arqueológica para tratar de instalar una mesa de diálogo respetuoso y proactivo con los manifestantes, para hallar una solución conjunta entre el gobierno federal y las personas que realizan el bloqueo de las carreteras de acceso a la maravilla del mundo moderno.

Dijo que el INAH Yucatán estará informando a los visitantes sobre las prestaciones de servicios para que no tengan afectación. Respecto a las manifestaciones, informó que el Centro INAH Yucatán continuará siendo respetoso de este movimiento y solicitará la instalación de una mesa de diálogo con los inconformes donde impere una plática respetuosa y proactiva entre el gobierno federal y los manifestantes.