Activan alerta máxima en California

0
9

California, E.U.– California recibió el impacto de la llamada bomba ciclónica. Fuertes vientos y lluvias torrenciales ya han causado inundaciones en zonas aún afectadas por tormentas previas, por lo que autoridades locales emitieron alertas y llamaron a los habitantes a resguardarse, en particular en los alrededores de las ciudades San Francisco y Sacramento.

Se espera que ráfagas de viento de hasta 70 kilómetros por hora golpeen la costa de Estados Unidos además de intensas lluvias que se mantendrán hasta el jueves.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) señaló que podría haber «inundaciones generalizadas, carreteras arrasadas, laderas colapsadas, árboles caídos, cortes de energía generalizados, interrupción inmediata del comercio y, lo peor de todo, la probable pérdida de vidas humanas».

California, en alerta por bomba ciclónica

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el estado de emergencia «para apoyar los esfuerzos de respuesta y recuperación», mientras que San Francisco estableció un Centro de Operaciones de Emergencia.

Los bomberos advirtieron a la población evitar una zona donde estallaron los vidrios de un complejo de apartamentos debido a los fuertes vientos.

En tanto, se entregaron miles de sacos de arena a residentes temerosos de inundaciones.

«Estamos muy preocupados», dijo Deepak Srivastava a CBS en San Francisco.

«Pasé todo el día colocando sacos de arena frente al garaje y en cada punto de entrada y cruzamos los dedos esperando no tener más daños».

Funcionarios de la ciudad dijeron estar trabajando las 24 horas para tratar de ayudar a las personas a prepararse.

«Hemos estado trabajando muy duro para obtener sacos de arena de donde sea que podamos en el norte de California», dijo Rachel Gordon, del departamento de Obras Públicas de San Francisco, quien advirtió que los residentes debían tomarse muy en serio la tormenta.

Las intensas lluvias son provocadas por una combinación de una bomba ciclónica -abrupta baja de presión- y un río atmosférico -corredor húmedo largo y estrecho que carga humedad del océano-.

Se esperan hasta 100 milímetros de lluvia en el área de la Bahía de San Francisco, y el doble sobre las colinas cercanas.

Se pronostica que en la Sierra Nevada se registren 1,2 metros de nieve.