Elon Musk construirá ciudad en Texas para sus empleados

0
71

Elon Musk está planeando construir su propia ciudad en tierras de cultivo y pastizales recién compradas en las inmediaciones de Austin, la capital de Texas, según registros y personas familiarizadas con el proyecto, la ciudad planeada se ubica junto a las instalaciones de Boring y SpaceX, que por ahora están en construcción.

En reuniones con terratenientes y agentes inmobiliarios, Musk y los empleados de sus empresas describieron su visión como una especie de “utopía de Texas a lo largo del río Colorado”, donde sus empleados podrían vivir y trabajar.

Ejecutivos de Boring Co., la empresa de excavación e infraestructura de Musk, han analizado el establecimiento de la ciudad en el condado de Bastrop, a unos 56 kilómetros de Austin.

Los empleados de Boring, Tesla y SpaceX, que por ahora viven en el área metropolitana de Austin, serían reubicados al nuevo territorio con rentas por debajo del mercado, mientras que Musk tendría ahí su complejo residencial privado.

A partir del año pasado, los empleados de Boring han podido solicitar una casa con alquileres desde alrededor de 800 dólares al mes por un hogar de dos o tres habitaciones.

Y si un empleado se va o es despedido, tiene que desalojar la casa dentro de 30 días.

Indicó que la ciudad planeada se ubica junto a las instalaciones de Boring y SpaceX, que por ahora están en construcción. El sitio ya tiene casas modulares, una piscina, un área de deportes al aire libre y un gimnasio, según fotos en Facebook.

Durante una reunión con los empleados de Boring el año pasado, Steve Davis, el presidente de la empresa, les dijo que próximamente tendrían que elegir a un alcalde.

Según la Ley de Texas, un pueblo necesita al menos 201 residentes antes de que pueda solicitar su incorporación como ciudad, que luego debe ser aprobada por un juez de condado.

Según ejecutivos el multimillonario posee ya poco más de 2 mil 400 hectáreas alrededor de Bastrop.

Cuando Musk dejó California, hace más de dos años, dijo que había perdido la paciencia con las reglas y regulaciones de ese estado, donde Tesla y Boring tenían sus sedes antes de mudarse a Texas.