Se reabre el “caso Colosio” en Tijuana

0
96

Ha sido reabierto el caso del asesinato del excandidato presidencial del PRI Luis Donaldo Colosio, tras 29 años de lo ocurrido el 23 de marzo de 1994.

Los abogados que entonces fungieron como defensores de Mario Aburto, presunto asesino material de Colosio fueron citados ante la Fiscalía General de la República (FGR) en Tijuana.

Se trata de los abogados Xavier Alfonso Carvajal Machado y Marco Antonio Mackliz Mercado, quienes acudieron a declarar sobre un alegato de tortura a la que argumenta haber sido sometido el acusado.

Cabe recordar que en 1994, los dos abogados llevaron la defensa de Aburto en lo que fue su primer interrogatorio, y posteriormente el propio Aburto alegó tortura para rendir su declaración, por lo que la FGR abrió nuevamente el caso al no prescindir los que tienen que ver con tortura o malos tratos.

Carbajal Machado, expresidente de un colegio de abogados en Tijuana, dijo a medios que hace unos días recibió este citatorio en el que efectivamente le hacían saber sobre “una denuncia por supuesta tortura”; sin embargo, resaltó que no se trata de una nueva diligencia, sino que el caso fue reabierto.

“Es un citatorio que se encuentra dentro de una averiguación previa que fue formulada en contra de Mario Aburto Martínez el 23 de marzo de 1994 con motivo del asesinato de Colosio, pero no me explico por qué se trata de esta averiguación previa que están reabriendo y no una nueva investigación”, expuso.

El abogado consideró que por la forma en cómo se han dado las cosas “se trata de un distractor por parte del presidente (Andrés Manuel López Obrador), pues con el ánimo de buscar cómo encontrar responsables de gobiernos anteriores, quiere involucrar personas que hayan incidido en ese caso”.

También recordó que, en aquel momento, él recibió una llamada del delegado de la entonces Procuraduría de Baja California, para pedirle que fungiera como defensor de Aburto, quien posteriormente lo ratificó.

Para el abogado Mackliz Mercado, también citado a declarar, le extraña que se haya reabierto el caso por esta situación, sobre todo “de una manera muy extraña, porque a como se han estado moviendo las cosas hoy en día en México, esto me deja mucho que desear”.

Aunque es citatorio esta sustentado en el alegato de tortura, hay muchas cosas que les tienen que explicar como “cuáles son los motivos, las causas, los fundamentos que ellos tienen para poder citarnos, que como ciudadanos pueden hacerlo, pero saber cuál es el fin real de todo ello”.

Finalmente dijo que, para él, “el caso Colosio ya es un caso cerrado”, pues argumentó que hay los elementos suficientes para declarar ello, porque “se detuvo a la persona en flagrancia del delito, las lesiones que tenía no fueron causadas en sus interrogatorios y aquí ni se le presionó ni se le gritó absolutamente nada”.

Con información de: http://tijuanadigital.info/