15.7 C
Mexico City
jueves, julio 18, 2024
spot_img

Desalojo masivo en California: el incendio Thompson obliga a miles a evacuar

En el norte de California, miles de personas han recibido órdenes de evacuar ante el avance imparable de un incendio. En medio de una ola de calor que asola el oeste de Estados Unidos, el incendio Thompson ha consumido más de 1,400 hectáreas desde su inicio el martes, según autoridades californianas.

Impacto en el condado de Butte

El condado de Butte, hogar de aproximadamente 13,000 personas, ha sido el más afectado. Las llamas avanzan hacia el norte de Oroville, una comunidad de 20,000 habitantes, situada a unos 110 kilómetros de Sacramento y a 38 kilómetros de Paradise, localidad aún marcada por el devastador incendio Camp de 2018, que cobró 85 vidas.

Alerta roja y riesgo en el 4 de julio

El jefe de bomberos, Garrett Sjolund, ha señalado que el condado permanecerá en alerta roja hasta la noche de mañana. Con el Día de la Independencia a la vuelta de la esquina, las autoridades temen que los fuegos artificiales agraven la situación. Por ello, las celebraciones del 4 de Julio han sido canceladas en la región.

«Estamos en una temporada de incendios particularmente mala», comentó el sheriff de Butte, Kory Honea. Con un tono de preocupación, añadió: «Lo último que necesitamos es alguien utilizando fuegos artificiales en esta situación. ¡No sean irresponsables!». Honea recordó que la región ha enfrentado cuatro incendios en sólo dos semanas.

Esfuerzos de contención

Más de 1,400 bomberos están combatiendo el incendio, utilizando maquinaria pesada en tierra y aviones y helicópteros en el aire. Sjolund mencionó que equipos de otras regiones se están uniendo a las operaciones. «Este verano, las condiciones en nuestro condado son muy diferentes a las de los dos últimos años. La vegetación está extremadamente seca y cualquier viento puede avivar el fuego rápidamente», explicó.

Hasta ahora, ocho personas, entre civiles y bomberos, han resultado heridas, y varias casas y vehículos han sido destruidos. Ante la gravedad de la situación, el gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el estado de emergencia.

«Estamos utilizando todas las herramientas disponibles para combatir este incendio y seguiremos colaborando estrechamente con nuestros socios locales y federales para apoyar a las comunidades afectadas», aseguró Newsom. «Con la temporada de incendios apenas comenzando, el estado está más preparado que nunca para proteger a las comunidades en riesgo».

Ola de calor histórica

El servicio de meteorología de San Francisco ha emitido alertas para varias localidades del norte del estado debido a la ola de calor, que ha hecho que las temperaturas alcancen los 46ºC en algunas áreas.

«Nos enfrentamos a una ola de calor potencialmente mortal e histórica», advirtió el martes. «Casi 150 millones de personas están bajo advertencias relacionadas con olas de calor en 21 estados», informó el servicio el miércoles.

El calor extremo continuará afectando el oeste del país, incluyendo estados como Oregon y Washington. Este año, la temporada de incendios en California ha comenzado temprano, consumiendo más de 17,000 hectáreas.

Expertos consideran que esto es solo un anticipo de lo que está por venir en el estado más poblado de Estados Unidos, tras dos años más húmedos. Con el verano recién comenzando, varias regiones del oeste del país ya han registrado temperaturas récord por encima de los 40ºC, un fenómeno cada vez más común debido al calentamiento global y la quema de combustibles fósiles.